Precios Cuidados, una muestra más del desinterés del gobierno por los consumidores

0
37
0 Flares 0 Flares ×

Por Henry Stegmayer (*) El pasado 7 de mayo, el Gobierno Nacional anunció una nueva prórroga del programa Precios Cuidados, en este caso hasta el 6 de Septiembre con un aumento promedio que ronda el 2,34 por ciento.

En una primer lectura rápida, vemos que existe un 11 % menos de productos que la lista anterior, que tenía 436 artículos y ahora bajó a 391, se ratifica la eliminación de las primeras marcas y no se entiende las causas de que no haya ninguna marca de azúcar, solamente una marca de aceite (Siglo de Oro de 900 ml), casi nula presencia de cortes de carne -solo espinazo o picada- manzanas como única oferta de frutas y papas, para el rubro verduras.

Es decir que esta renovación del programa, ratifica el deterioro del mismo, dejando de lado los objetivos principales que se tuvieron en cuenta al ponerlo en marcha.

Como se recordará este Programa fue lanzado en Febrero de 2014, y es un acuerdo firmado entre el Gobierno y los súper e hipermercados que consiste principalmente en el compromiso de mantener los precios de una lista de productos durante el lapso de tres/cuatro meses, fecha en la que se podrán revisar.

Pero además, al adherir los empresarios se comprometen en otras cuestiones, tales como la difusión de los listados, la visibilidad de los productos en las góndolas, el mantenimiento de stock permanente y una clara identificación/señalización de las mercaderías que integran este programa.

Si bien desde su lanzamiento, hubo muchos momentos donde no se cumplió con lo firmado, el periodo de mayor flexibilización fue el que transcurrió entre Octubre y Diciembre del 2015, producto del calendario electoral primero y de la transición para el cambio de gobierno, después.

Al punto que algunas empresas – como La Serenísima – se retiraron del programa antes de su finalización sin que se le aplique ninguna sanción porque el gobierno que se iba no tenía la fuerza para hacerlo y el que estaba a punto de hacerse cargo, no tenía aún la autoridad para aplicarlas.

Por esos días –también – se produjo una fuerte y especulativa suba de precios, que repercutió principalmente en la canasta alimentaria y se consolidó luego con la liberación del “cepo del dólar” que generó una importante devaluación del peso. Esto fue motivo de gran preocupación entre los funcionarios del nuevo gobierno, que necesitaban concretar alguna medida que morigerara esta situación.

Por ello, luego de muchas críticas, dudas e idas y vueltas, el Gobierno resolvió mantener este programa del kirchnerismo. Pero, resulta notorio que lo ha hecho por necesidad, sin convicción; apurado por la situación y empujado más que nada por el resultado de una encuesta que mostraba que Precios Cuidados tenía un 75% de aprobación por parte de la sociedad.

Desde la Asociación Consumidores Responsables, siempre hemos destacado y considerado positivo la intervención del Estado en la regulación de la economía, en aras de proteger a la parte más débil (los consumidores) de las relaciones de consumo.

Por ello, creemos importante la existencia de este tipo de programas, que si bien no es una solución mágica al problema de la inflación, es una herramienta que permite fijar precios de referencia y brindar a los consumidores una posibilidad de acceso al consumo de productos a un precio menor que el del mercado.

Y esto lo hemos demostrado en la práctica, ya que durante todo el año pasado y entre   los meses de Enero a Mayo del corriente realizamos   recorridas en diferentes hipermercados y elaborado informes de las mismas donde constatamos un bajo cumplimiento del acuerdo, en algunos casos inexistente.

Haciendo una rápida síntesis, podemos decir que –en general- son muy pocos los productos de la lista que se encuentran o tienen un stock suficiente, muchos de los que se encuentran no están claramente identificados ni señalizados; no hay reposición permanente y en muchos casos,   están distribuidos de manera tal que resulta muy difícil ubicarlos en las góndolas.

Es más, muchos hipermercados, difunden los productos de Precios Cuidados como ofertas propias, en un accionar cercano a la publicidad engañosa.

Por otra parte, en ninguno estaba publicitado el número 0800-666-1518, de la Secretaria de Comercio, en el cual los consumidores pueden realizar denuncias o consultas ante la falta de cumplimiento del acuerdo.

Consideramos muy importante la renovación del programa, pero sería trascendente que el Gobierno actué diferente, haciendo que la Secretaria de Comercio y la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor dispongan de todas las herramientas necesarias para controlar y exigir el cumplimiento del acuerdo por parte de los híper y supermercados, sancionándolos efectivamente de acuerdo a la normativa   vigente cuando así no lo hagan.

Cuesta pensar que esto pase, ya que ha quedado claro que el programa se mantiene por una cuestión más de marketing, pero sin acciones claras, transformándose en una muestra cabal del interés del gobierno por defender las ganancias de los empresarios y no los derechos de los consumidores.

(*) Presidente de la asociación Consumidores Responsables

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×