Sarlo crítica de Vidal por aportes truchos y el conflicto docente

0
31
foto: Twitter
0 Flares 0 Flares ×

“En el lodazal de aportes truchos, se manchó el manto virginal de la gobernadora”, sostuvo la ensayista, quien cruzó la actitud de Vidal, preocupada por el impacto de los aportantes truchos en su imagen. También la criticó por el irresuelto conflicto docente.

En su columna en el diario Perfil, la escritora y ensayista se enfoca en la comunicación de crisis del Gobierno y le dedica párrafos picantes a la gobernadora María Eugenia Vidal.

El escándalo de los aportantes extraídos de los padrones sociales, inverosímiles aportantes a Cambiemos que reciben planes y viven en zona de pobreza, gente que ignora que fue disfrazada como aportantes mediante el uso de su documento de identidad, es una maniobra no solo ilegal sino repulsiva desde el punto de vista ético, por la indefensión y la manipulación de quienes eran utilizados. La santa gobernadora de la provincia de Buenos Aires tuvo que enfrentar el escándalo echando a María Fernanda Inza, a quien cinco días antes había nombrado contadora general de la Provincia. ¿Como se llegó a este punto?”.

En esa línea argumental, subrayó: “Un vidalista me dirá: ¿No estarás pensando que Mariú sabía? Le contesto: No se puede descartar ninguna hipótesis. En el lodazal de aportes truchos, se manchó el manto virginal de la gobernadora. Se podrá decir que ella no puede estar en todo. La disculpa de que el trabajo es demasiado para la laboriosa Vidal es inaceptable. Un jefe es siempre responsable de todo lo que hacen sus subordinados. La norma que aplicamos a los kirchneristas vale para todo el mundo”.

También la criticó por la preocupación de vidal por el marketing personal y desatender temas de agenda importantes, como la Educación: “Al día siguiente de la denuncia, Vidal estaba preocupada por su imagen y, según informaciones periodísticas, se fue a recorrer dos distritos, para ver si la gente le echaba en cara la torpeza. Lo primero que se le ocurrió a la gobernadora es averiguar si se había dañado su imagen. La gente que Vidal salió a semblantear no sigue estas noticias hasta que, llegado un punto, descubre que ha sido traicionada. Y, entonces, un día se indigna y empieza a gritar que “son todos iguales”. Mientras tanto, la educación en la provincia de Buenos Aires enfrenta tantos paros como los que le tocaron a Scioli: los docentes están por alcanzar el décimo. No hay Club del Helicóptero, sino problemas reales y conflictos irresueltos”.

foto: Twitter
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×