El vacío de los intendentes, la calculadora y Randazzo calientan la interna del PJ

0
36
0 Flares 0 Flares ×

El faltazo de un grupo de intendentes a un acto del PJ en rechazo a las presencias de Amado Boudou y Luis D’Elía, entre otros dirigentes, provocó hoy nuevos cruces y tensiones al interior del peronismo, que por ahora se muestra lejos de la unidad.

Mientras que los jefes comunales justificaron su ausencia al señalar que tanto el ex vicepresidente, como el dirigente piquetero son “un límite” para “la renovación el peronismo”, D’Elía se mostró furioso por el desplante y los acusó de “odiar a Cristina”. “Váyanse con (Florencio) Randazzo. Vamos a la cancha a combatir y vamos a ver cuáles son los resultados”, desafió.

Asimismo, el ex vicegobernador Gabriel Mariotto, también cuestionado por los intendentes, los criticó por tener “posiciones ambiguas” en sus distritos. “Hay algunos intendentes que se miden con (Sergio) Massa, (Mauricio) Macri y Cristina”, sostuvo. Y agregó: “Venimos diciendo que no confiamos en ellos porque coquetearon con el Gobierno.

No nos representan. En esos distritos vamos a armar listas K”. Asimismo, D’Elía apuntó directamente contra el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, una de las ausencias más resonantes. “Yo no voy a ir en una lista con él. Este tipo detesta a Cristina y está soñando con liquidar definitivamente el kirchnerismo”, consideró.

Asimismo, sostuvo que la ex presidenta es la única que puede poner “orden” en el peronismo. “Cuando aparece Cristina todos los patitos se ponen en fila”, sintetizó. “El mandato de Cristina es: los quiero a todos adentro, despójense de sus intereses personales“, añadió.

Asimismo, sostuvo que si no está ella algunos “van a ir a agarrar la calculadora a ver si les conviene irse con Florencio Randazzo o con quien. A algunos les da lo mismo estar con Eduardo Duhalde, con Carlos Menem o con Néstor Kirchner, y a mí no me da lo mismo”, finalizó.

Límites

Por su parte, el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, afirmó hoy que “hay situaciones que generan límites” y explicó que “algunas personas no tienen que ser parte de la renovación del peronismo”.

“Después de la derrota (electoral) hubo una dispersión, una pérdida de conducción y después un proceso de cohesión entre diferentes grupos de intendentes, diputados, legisladores”, repasó Sujarchuk. “Cuando esa cohesión suma actores que restan mucho más de lo que suman, entonces ahí dijimos alto”, señaló. “No lo tomamos como algo personal, ni bajo ninguna modalidad que suene agresiva, pero uno no tiene que estar donde no se siente cómodo”, agregó.

No obstante, dejó claro que “hay un respeto enorme por la conducción de Cristina” Fernández de Kirchner y respaldó el protagonismo del diputado nacional Máximo Kirchner.

Asimismo, su par de Esteban Echeverría, Fernando Gray explicó que en principio el encuentro de ayer iba a ser una reunión más de las que viene realizando Máximo con intendentes, pero la convocatoria “se desvirtuó y se convirtió en una especie de acto, donde había mucha gente. Y la verdad que fueron figuras que tiene que ver o no con esto y particularmente que no tenía nada que ver con esta reunión”, aclaró.

Asimismo, dijo que él es “partidario de la unidad”. Y que los intendentes “tienen que charlar también con Florencio (Randazzo) y con la gente que lo acompaña”.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×